Tónico Facial y su importancia

Para cuidar y limpiar nuestra piel correctamente, debemos primero lavarla, después aplicar un tónico y finalmente una crema hidratante. Sin embargo, el segundo paso, la aplicación del tónico, nos lo saltamos muy a menudo, ya que no tenemos claro si aplicarlo conlleva un beneficio real para nosotras o sólo para los creadores de cosméticos.

Tradicionalmente, el tónico es el paso de limpieza que más nos saltamos. ¿Para qué sirve el tónico?

– La acción del tónico es primordial en la rutina de limpieza del cutis y debe usarse mañana y noche, siempre entre la limpieza y la hidratación. Antes de aplicar la crema hidratante debemos esperar que la loción del tónico se seque por completo.

– Entre las funciones más notables del tónico están las de refrescar, hidratar, cerrar poros, equilibrar la piel y prepararla para recibir el tratamiento posterior. Además, teniendo en cuenta lo ocupado todo estamos en estos días, la gente tiende a hacer el proceso de limpieza más rápido y los tónicos eliminan las impurezas que pueden haberse quedado durante la limpieza.

– El tónico también normaliza los niveles de la piel, que pueden haberse visto afectados por la acción agresiva de la limpieza. En este sentido, el tónico reestablece el pH de la piel, siempre independientemente de si previamente hemos lavado la cara con espuma, gel o crema.

– Aumenta el riego sanguíneo en la zona donde se aplica, además de revitalizar y rejuvenecer los tejidos.

– Su textura refrescante y sus aromas suaves hacen que el tónico sea también un agua multisensorial que beneficia la piel y los sentidos.

– En el caso de la rutina de limpieza masculina, el tónico es un fantástico sustituto del irritante after-shave, ya que hidratará la piel pero aportará la sensación de frescor facial que tanto buscan los hombres.

– El tónico puede utilizarse durante el día para refrescar y rehidratar la piel, incluso sobre el maquillaje.

– Aunque hay varias formas de aplicar el tónico, la más profesional es hacerlo poniendo una pequeña cantidad de producto en las manos, aplicarla sobre el rostro, bajar la cabeza y dar toques o pellizcos con cierta fuerza. Esto activará el riego sanguíneo y el tratamiento posterior (serum, crema, etc.) penetrará mejor en la piel.

– Es importante ser conscientes que el agua micelar no es un producto que sustituya las propiedades del tónico.

Así pues, ¿Veis lo importante que es el tónico en nuestro ritual beauty diario? ¡No os olvidéis de él!

Enlace de interés con productos relacionadoshttp://cosmeticaprofesionalonline.com/21-higiene-facial